Tratamiento Especializado para Niños con Problemas de Comportamiento

El primer paso antes de empezar el tratamiento es la realización de una evaluación en la cual participan los padres, el niño y el establecimiento educacional. Su objetivo es definir los factores que contribuyen para la ocurrencia de los problemas de comportamiento. Durante este proceso se define  la modalidad de tratamiento más efectiva para cada caso. Todas ellas poseen características que siguen lo más avanzado en términos de investigación en psicoterapia infantil. 

Orientación Parental

Frecuentemente, padres y/o cuidadores no saben que hacer para mejorar el comportamiento de sus hijos. Comúnmente se sienten perdidos y frustrados. No saben si deben castigar, llamar la atención o abrazar a sus hijos cuando tienen un problema de comportamiento. 

La Orientación Parental es diferenciada pues atiende a esta necesidad de los padres. Se constituye principalmente en trabajar en el desarrollo de habilidades para lidiar con la conducta problema y/o disruptiva de los niños. Entre una sesión y otra los padres y/o cuidadores aprenden a poner en práctica estrategias para reducir la frecuencia e intensidad de los problemas conductuales.

Es la modalidad recomendada para niños de 02 a 06 años de edad con problemas de comportamiento.

Atención al niño

En esta modalidad se trabaja directamente en sesión con el niño con el objetivo de desarrollar habilidades  socio-emocionales para que pueda solucionar los problemas del día-a-día, a tolerar y manejar su frustración. Se utilizan técnicas provenientes de la Terapia Cognitiva Conductual. 

Es la modalidad utilizada para tratar problemas de comportamiento de niños con edad superior a 07 años de edad. Esta modalidad es siempre combinada con la orientación parental ya que la participación del entorno en el tratamiento del niño es primordial.

Orientación al establecimiento educacional

Comúnmente los niños que exhiben problemas de comportamiento en la casa lo hacen también en el colegio. Por lo tanto,  es fundamental incluir el equipo educacional en el desarrollo de estrategias para reducir las conductas indeseadas.

Esta modalidad se inicia por la observación del niño en el establecimiento educacional. Luego se diseña, con la ayuda de los docentes, un programa personalizado con estrategias efectivas de manejo para aplicarse en este ambiente. 

Modalidad para niños de 02 a 10 años de edad con problemas de comportamiento.