• Isabella Soares Barreto

¿Que puedo hacer para que mi niño duerma mejor?

Muchos padres cuentan que sus hijos tienen dificultades para dormir bien durante la noche.

Las irregularidades del sueño pueden estar relacionadas a la dificultad en el adormecimiento, agitación o mala calidad del sueño, despertar frecuente y tempranamente.

Las noches mal dormidas perjudican el humor, la atención, el desempeño en actividades e interacciones el día siguiente... Por lo tanto, les contamos algunas sugerencias que pueden implementar para que su hijo tenga una mejor calidad de sueño:


1) Mantén un horario fijo para acostarse y levantarse todos los días.


2) Prepara el ambiente para dormir una hora antes de acostarse. Es decir, apagar todos los aparatos electrónicos, detener los juegos ruidosos o de movimiento, reducir la luz. Además crea un ambiente tranquilo para que el sueño llegue: se puede leer un libro, escuchar o cantar una música tranquila, dar una leche, o un baño relajante.


3) Retira los juguetes de la cama: el lugar necesita estar libre y propicio al sueño.

Si con estos cambios en el ambiente, el niño sigue presentando dificultades para dormir, produce un diario del sueño durante una semana, anotando en qué momento y por cuánto tiempo ha durado el sueño del niño. Luego lleve a los profesionales de la salud que acompañan a su hijo para la ayuda específica.


Esperamos que estos consejos contribuyan para una buena noche de sueño para ustedes y para su niño!