• Isabella Soares Barreto

Mi hijo no sabe perder... ¿Que hago?


Una dificultad común que los niño/as pueden tener, es perder. Cuando no ganan un partido

de fútbol, un juego de tablero o en el videogame tienen reacciones desproporcionadas,

llorando, pateando cosas, tirando el juguete lejos... Los padres o responsables del niño/a se

preocupan pero muchas veces no saben cómo manejar la frustración de sus pequeños

cuando pierden. En seguida vamos a dar algunas sugerencias de cómo puedes ayudar a

desarrollar tolerancia al perder. Para colocar estos tips en práctica es es necesario que tu

crees oportunidades de juego entre ustedes.


- Durante la partida, diga frases como “lo importante es que disfrutemos”, “lo paso

bien solamente jugando contigo”, “no estoy preocupado/a con el resultado final”. El

objetivo es que el niño/a, a lo largo de algunas partidas, internalize la regla de que lo

importante es disfrutar y pasarla bien, sin preocuparse con el resultado final.


- Dar el modelo: esta sugerencia consiste en dar el modelo de cómo el niño/a puede

reaccionar cuando pierde. Para colocarla en práctica, debes reaccionar de una

manera apropiada cuando tu pierdes, por ejemplo “Ah que lata que perdí. Juguemos

nuevamente? Quiero la revancha” o “Tengo un poco de rabia ahora que perdí,

respiraré profundamente para que se me pase”. Al verte reaccionar de esta manera,

el niño/a puede aprender a reaccionar tal cual cuando él pierda.


- Cuando el niño/a pierda, es importante que reconozcas sus emociones diciéndole

“Veo que tienes rabia” y que crees ocasión para que reaccione de manera distinta

“que podemos hacer para que te sientas mejor?”.


Si tu observas esta dificultad en tu niño/a no es aconsejable dejar con que el gane todas las

veces para que él no se moleste. Con esto el no tendrá la oportunidad de aprender una

nueva habilidad. De este modo, recomendamos que implementes las sugerencias de arriba

frecuentemente en el dia a dia.